Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

Grecia

Roma

Asia

Los Cartagineses

Los Guerreros Perdidos de Cartago

La Búsqueda de los Fenicios

Babilonia Desvelada

La Verdadera Torre de Babel

Los Enigmas de Petra

Los Árabes

América

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.226.243.130

Datos de Pagina

El esplendor de la civilización babilónica en los tiempos de Nabucodonosor II y sus monumentos más importantes: La Torre de Babel y Los Jardines Colgantes.

Creada12-01-2015
Modificada21-05-2017
Total Visitas2978
Septiembre15

Reseña del Documental La Torre de Babel de la serie Babilonia Desvelada

Babilonia Desvelada

Documental que muestra el esplendor de la civilización babilónica en los tiempos de Nabucodonosor II y sus monumentos más importantes: La Torre de Babel y Los Jardines Colgantes.

La Ciudad de Babilonia

Babilonia en tiempos de Nabucodonosor IIEn las orillas del río Éufrates, en el siglo VII aC, Babilonia era la ciudad más impresionante del mundo.

En su época de máximo esplendor tenía una población de 180.000 habitantes. Sus reyes más importantes, Nabopolasar (??-626-605 aC) y Nabucodonosor II (634-605-562 aC), hicieron construir dos gruesas y sólidas murallas alrededor de la ciudad y, para evitar los asedios, construyeron un foso a todo su alrededor por el que desviaron el río Éufrates.

La Puerta de Ishtar en BabiloniaA la ciudad se entraba por ocho puertas situadas tras los puentes que cruzaban el foso, con nombres tan sonoros como: La Puerta que Temen los Enemigos y similares, pero la puerta más importante era la Puerta de Ishtar, de 14 metros de alto y recubierta con ladrillos vidriados de lapislázuli con numerosas figuras de animales.

Pasada la puerta de Ishtar se encontraba el palacio del trono, donde el rey recibía a los visitantes ilustres. En el interior del recinto real se encuentran dos de las construcciones más famosas de la historia: La Torre de Babel y Los Jardines Colgantes.

La ciudad contaba con el primer sistema de alcantarillado subterráneo conocido en la historia.

Discrepo de este dato. La ciudad de Thera, en la isla Santorín, ya disponía de alcantarillados mil años antes, como puede verse en el documental La Atlántida: El Fin de un Mundo

La ciudad de Babilonia era un centro comercial muy frecuentado por los comerciantes que venían desde el Norte y también de barcos que navegaban desde África y la India a través del río.

Según Herodoto, que visitó la ciudad en el siglo V aC, en el mercado se podían adquirir productos de todo el mundo conocido. También existía un mercado de esposas. Cuando una mujer quería casarse se ofrecía en el mercado para que pujaran por ella y así se casaba con el mejor postor.

La Torre de Babel

Nabopolasar inició la construcción de un zigurat que pretendía ser el edificio más alto del mundo. Su prematura muerte hizo que fuera su hijo, Nabucodonosor II, quien culminara la obra.

Para la construcción de la torre hacía falta gran cantidad de obreros cociendo y transportando los millones de ladrillos necesarios, y para mantenerlos no bastaban los recursos económicos de la población, así que Nabucodonosor se implicó en una serie de guerras para saquear y exigir tributos a los países conquistados. Su imperio abarcó desde el Norte de Irán hasta Palestina y Egipto.

El 14 de Marzo del año 597 aC. la ciudad de Jerusalén, con 25.000 habitantes, fue asediada, invadida y destruida por las tropas del rey Nabucodonosor II. Después de saquear las riquezas del templo, muchos de sus habitantes fueron deportados a Babilonia para trabajar como esclavos en los hornos de ladrillos.

El historiador griego Herodoto describió la torre de Babel como un edificio de base cuadrada de 180 codos (91 metros) de lado por otros tantos de altura.

Se estima que en su construcción se utilizaron entre 36 y 75 millones de ladrillos de 30 X 30 X 8 cm.

El logro tecnológico más impresionante no fue sólo el tamaño. La última planta de la torre fue revestida con ladrillos vidriados de color azul: Lapislázuli. Para fabricar ladrillos cocidos hace falta introducirlos en hornos que los cuezan a unos 800 grados, pero para producir ladrillos vidriados hace falta una tierra especial que se puede encontrar de forma abundante en el Norte de Irán y cocerlos en hornos a 1.300 grados durante muchas horas.

¿Cómo pudieron mantener esos hornos encendidos en un país donde la leña es bastante escasa?

El Arqueólogo Joachim Marzahn piensa que no usaban leña, sino petróleo y betún que es bastante abundante en Irak y que se viene usando desde al menos 3.000 años aC para impermeabilizar edificios e incluso para unir los ladrillos como si fuese mortero.

Esto es algo que ya se menciona en la Biblia:

Entonces se dijeron unos a otros: "Venid, hagamos adobes y quemémoslos con fuego."

Así empezaron a usar ladrillo en lugar de piedra, y brea en lugar de mortero.

Génesis 11,3

La Torre de Babel no fue destruida por la ira de Dios, sino por las tropas persas que invadieron Babilonia en el año 482 aC. Sus ladrillos fueron utilizados durante siglos para la construcción de edificios, anfiteatros e incluso como pilares de puentes.

La Torre de Babel en la Arqueología

Minarete de Malwiya, en la Mezquita de SamarraActualmente se conserva en Samarra, la torre de Malwiya, un minarete de 52 metros de altura con una rampa exterior en espiral para llegar a la cima. Fue construida en el siglo IX por los califas Abasidas. Muchos exploradores cristianos, al verla por primera vez, pensaron que era la Torre de Babel de la leyenda bíblica.

El arqueólogo alemán Robert Koldewey (1.855-1.925) dedicó 18 años, desde 1.899 a 1.917, a buscar la Torre de Babel en las ruinas de Babilonia, que por entonces estaban enterradas bajo 20 metros de tierra.

En ellas encontró parte de las murallas y la Puerta de Ishtar, la entrada principal de la ciudad. A cierta distancia de las ruinas descubrió que unos obreros extraían ladrillos del terreno y allí descubrió los cimientos de una estructura cuadrada de 91 metros de lado.

A mediados del siglo XIX se encontró en una excavación ilegal la tableta de Esagil, que tras permanecer algún tiempo en una colección privada fue donada en 1.913 al Museo del Louvre. La tableta es un ejercicio escolar de matemáticas basado en las medidas del zigurat babilónico.

Estela de la Torre de BabelTambién en una estela de basalto se ha encontrado información sobre las medidas de la Torre de Babel, y estas coinciden con los datos ofrecidos por Herodoto y las excavaciones de Koldewey.

En la esquina superior izquierda de la estela se puede ver el nombre de E Temen An Ki. Este era el nombre del templo en el que vivía el dios babilonio Marduk.

Según lo dicho en el documental, los judíos deportados por Nabucodonosor trabajaron en la construcción de la Torre de Babel, pero cuando incluyeron la historia en la Biblia la situaron en una época muy anterior a la época de Abraham, al menos 2.000 años aC.

Me pregunto si la leyenda incluida en la Biblia hacía referencia a una torre anterior o si el relato se intercaló en una época equivocada.

Aún se conservan los restos de otros zigurats, no tan altos como la torre descrita, pero mucho más antiguos, de hasta 1.500 años aC. Eso es aún 400 años después de Abraham, lo que no ayuda a resolver ese anacronismo histórico.

Los Jardines Colgantes de Babilonia

No hay consenso sobre dónde se encontraban los Jardines Colgantes. Muchos arqueólogos opinan que estaban en el mismo recinto real, cerca de la orilla del río y de la Torre de Babel, pero algunos opinan que no estaban en Babilonia, sino en Nínive, más al Norte, en las orillas del Tigris. En el Siglo VIII aC el rey de Asiria, Senaquerib, era muy dado a cambiar el nombre de los monumentos y ciudades y, según la profesora Dalley, es posible que los griegos confundieran el emplazamiento de los jardines.

Nabucodonosor II, buscando mayores conquistas para financiar sus obras en Babilonia, se casó con Amitis, princesa del imperio Medo y, aliado con éstos, en el año 612 aC conquistó Nínive acabando con el imperio Asirio.

En Babilonia, Amitis añoraba las altas montañas y los paisajes de su tierra y, para aliviar su tristeza, Nabucodonosor II hizo que se construyeran unos jardines escalonados, con fuentes y árboles, donde Amitis pudiera sentirse feliz.

Jardines Colgantes de BabiloniaDiodoro Sículo, historiador griego del Siglo I aC, describe los jardines como un cuadrado de 123 metros de lado construido sobre un suelo impermeabilizado con betún. Sobre él se construyeron varias terrazas escalonadas. Cada piso estaba bordeado por unas jardineras de tamaño suficiente para plantar árboles seguido de una galería soportada por columnas y en el centro se elevaba la terraza superior.

En las terrazas se plantaron árboles y arbustos traídos de Ecbatana, la ciudad natal de Amitis, a 500 Km de distancia.

Bombas de TornilloPara subir el agua desde el río hasta las terrazas superiores se utilizaban bombas de tornillo en posición inclinada que se hacían girar para elevar el agua. Se supone que este tipo de bombas fue inventado por Arquímedes en el siglo IV aC, pero parece ser que este sistema ya era conocido y utilizado por los persas en los numerosos jardines que cultivaban las ciudades al Norte de Irán y que después Nabucodonosor II usó en sus Jardines Colgantes.

Las terrazas ajardinadas eran impresionantes, pero su interior no lo era menos. Había numerosas salas ricamente ornamentadas y varias piscinas en las que Amitis podía bañarse como en los arroyos cristalinos de su tierra.

En el año 539 aC Babilonia fue conquistada por los persas. El rey Ciro ordenó que la ciudad fuera destruida y la Torre de Babel y los Jardines Colgantes quedaron arrasados y cubiertos por las arenas del tiempo.

En mi opinión

Lamento decir que el documental es un magnífico alarde infográfico pero los datos históricos son bastante poco fiables.

Hay varios errores en las fechas, no solo con respecto a otras informaciones históricas, que sí, sino incluso dentro del mismo documental cuando da dos fechas distintas para la destrucción de Babilonia o cuando afirma que Nabucodonosor II conquistó Nínive en una fecha siete años anterior a ser rey.

Ver Ficha de La Torre de Babel de la serie Babilonia Desvelada

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies