Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

El Evangelio de Tomás

Evangelio de Felipe

Evangelio de María (Fragmento copto)

Evangelio de María (Fragmento griego)

Evangelio de Valentín

El Evangelio de La Verdad

El Evangelio de la Paz

Evangelio de Judas

Evangelio Apócrifo Musulmán

Apócrifos de la Infancia

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.196.98.96

Datos de Pagina

Evangelios Gnósticos. Origen del Gnosticismo.

Creada07-06-2013
Modificada09-06-2015
Total Visitas2150
Agosto8

Contador y estadísticas gratis para su sitio web en www.motigo.com

Los Evangelios Gnósticos

Dentro de esta sección se publicarán los evangelios que se consideran gnósticos, si bien algunos tienen un carácter marcadamente diferente a los demás.

Aunque antes conviene conocer, al menos someramente, lo que es el gnosticismo.

gnosticismo.

(De gnóstico e -ismo).

1. m. Doctrina filosófica y religiosa de los primeros siglos de la Iglesia, mezcla de la cristiana con creencias judaicas y orientales, que se dividió en varias sectas y pretendía tener un conocimiento intuitivo y misterioso de las cosas divinas.

Real Academia Española

Lo lamento mucho, pero la definición me parece totalmente desacertada.

La definición de la RAE sugiere que el gnosticismo surgió a partir del cristianismo al mezclarse "con creencias judaicas y orientales", y eso no es cierto.
En realidad ocurrió al revés.

El gnosticismo es una corriente religiosa existente desde al menos 600 años antes de Cristo, y probablemente de mucho antes, que incorpora una serie de creencias de las mitologías y las cosmogonías persas, sirias y mesopotámicas, incluyendo también algunas ideas védicas.

La Cosmogonía Gnóstica

El fundamento de las creencias gnósticas consiste en que existe un lugar infinito, inmaterial y perfecto habitado por una entidad infinita, todopoderosa, inmaterial y perfecta.

Este lugar perfecto se llama el Heimarménés y el ser perfecto que lo habita se llama Eón. El conjunto de ambos se llama el Pleroma.

Eón es un ser inmaterial, completo, infinito y perfecto y es capaz de generar 'emanaciones' de sí mismo produciendo seres espirituales de distintas magnitudes, incluso otros eones.

Así, Eón produjo varios eones y archones, que son como eones pero con menos poder.

Se creó una jerarquía de eones, cada uno de ellos una manifestación espiritual de alguna cualidad, como la Verdad, la Razón, la Mente, la Sabiduría, la Vida, el Hombre.

Pero al decir el Hombre no se quiere decir seres físicos, sino una idea, más bien como un alma, un ideal de la esencia del Hombre.

El conjunto de todos estos, según diversas corrientes gnósticas, 28 eones y el Heimarménés, siguen siendo un Pleroma Perfecto.

Un buen día, el más joven de estos eones, la Sabiduría, Sophía, Achamoth, Virgen de la Luz o Sabiduría Fiel, cometió un pecado, según algunos el querer engendrar seres sin ayuntamiento conyugal, según otros al querer hacerlo con el eón padre, el incognoscible.

Ese pecado creó un aborto, una imperfección del pleroma: la Materia.

Se creó un mundo material imperfecto y varios eones, envidiosos, generaron emanaciones que se manifestaron como seres materiales.

Esto fue lo que dio origen al Mundo Material. Y por eso estamos aquí.

Según el gnosticismo existe el bien y existe el mal. El pleroma, lo inmaterial, lo espiritual, es lo perfecto, el bien. El mundo material es lo imperfecto, el mal.

La aspiración del gnosticismo es volver a la perfección del pleroma y para ello cuenta con las armas de la magia y con la ayuda de algunos eones que han enviado emanaciones al mundo material que han tomado forma física para rescatar las manifestaciones físicas de los eones malvados.

Según los gnósticos, determinados cánticos, movimientos y gestos son capaces de producir efectos sobrenaturales, mágicos. Quien conozca esos cánticos y gestos tendrá un gran poder sobre el mundo material. Pero la mayor esperanza de volver al pleroma es la intervención de los eones enviados al mundo material.

Influencias Gnósticas

Esta cosmogonía se ha alimentado de diversas creencias de muy diferentes fuentes, y en varias ocasiones se ha 'apropiado' de algunas de ellas.

El judaísmo no ha estado exento de estas intromisiones gnósticas, especialmente en los últimos siglos antes de Cristo, cuando algunas sectas judías fueron imbuidas de muchas de estas ideas gnósticas.

De hecho, varios de los eones que aparecen en la cosmogonía gnóstica reciben varios de los nombres del diós judío Yavé, como Jao o Iao, Adonaios, Sabaoth, Ailoein. Ignoro si esto es debido a que en el pasado los gnósticos integraron esos nombres dentro de su escatología, o si el judaísmo en su origen tuvo influencias gnósticas.

La predicación de Jesús nació con un origen judaico más o menos puro, con muy pocas aportaciones gnósticas, pero desde el momento en que el cristianismo judío (el de Santiago y Pedro) comenzó a extenderse, varias sectas gnósticas asimilaron la persona de Jesús convirtiéndolo en la manifestación de un eón que había sido enviado al mundo material para rescatar al Hombre y que después visitó las diversas esferas del Heimarménés para rescatar a la Sabiduría Fiel de los eones y archones que allí la retienen.

Mientras el cristianismo judío esperaba un próximo y cercano apocalipsis, los gnósticos escribieron varios evangelios poniendo a Jesús como protagonista y difundiendo mensajes gnósticos. De hecho, a finales del siglo II había tres veces más literatura gnóstica supuestamente cristiana, que literatura cristiana que no fuera de inspiración gnóstica.

Todo el mundo cristiano, ansioso de conocer al Jesús que los primeros cristianos estaban predicando, recibieron esos evangelios asumiendo como propio de Jesús el mensaje falseado que en ellos se estaba transmitiendo, dando lugar a numerosas interpretaciones que la Iglesia tenía que declarar heréticas.

Durante los primeros siglos del cristianismo este sufrió una adulteración desde dos frentes distintos: Por un lado la influencia gnóstica que los cristianos primitivos apenas podían contrarrestar. Por el otro, el cristianismo adulterado por las ideas paganas que Pablo y sus discípulos incluyeron en su predicación para ser mejor aceptado por los paganos europeos. En este frente, los cristianos originales tampoco pudieron hacer nada. Al final fue el cristianismo paganizado de Pablo el que se implantó en Occidente, aunque asumiendo también varias ideas gnósticas.

Los primeros padres de la Iglesia Cristiana de Occidente, herederos del cristianismo paganizado europeo, fueron conscientes de que muchos evangelios apócrifos introducían ideas ajenas al cristianismo original, e incluso al paganizado, y en el siglo tercero, cuando ya se habían introducido en las altas jerarquías del Imperio Romano y tuvieron poder para ello, los proscribieron y ocultaron.

El gnosticismo, nacido al menos 600 años adC y probablemente mucho antes, tuvo su máxima expansión e influencia entre los siglos segundo antes de Cristo y el tercero después de Cristo, entrando después en decadencia.

Aún hoy en día siguen existiendo varias corrientes gnósticas, pero su existencia es apenas nominal, con escasa influencia y casi desconocida por la sociedad actual.

Los evangelios gnósticos, y otros que no lo eran pero que la Iglesia no quiso admitir en el canon, desaparecieron de la circulación, se perdieron, y sólo desde hace algo más de dos siglos han ido apareciendo en diversas excavaciones y saliendo a la luz.

Concluyendo, recordemos lo dicho: No todos los evangelios apócrifos tienen origen gnóstico.

Aunque en este apartado están incluidos, entre otros, los evangelios apócrifos de Tomás y Valentín, este último SÍ es claramente gnóstico, pero el de Tomás es más bien una colección de logons, frases y sentencias de Jesús a sus discípulos, y en mi opinión es más judío (o copto) que gnóstico.

Pero como siempre, leedlos y formaros vuestra propia opinión.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies