Ciencia y Futuro

Usuario Anónimo

Entrar

Datos de Pagina

Preguntas y Respuestas sobre el Cambio Climatico

Creada16-03-2013
Modificada16-07-2014
Total Visitas5971
Mes Actual256
Agosto240
Julio190
Junio236

Preguntas y Respuestas sobre el Cambio Climático

¿Qué es el Cambio Climático?

Es el proceso por el cual el clima medio de la Tierra cambia a lo largo del tiempo.

¿Por qué cambia el clima de la Tierra?

El clima de la Tierra depende de muchos factores, algunos tienen más importancia, otros menos, pero varios de los factores que más influyen en el clima no son constantes, sino variables. Varían con el tiempo, y sus variaciones muchas veces son cíclicas y no son compensadas, por lo que se produce un efecto que en ocasiones puede llevar a un calentamiento o a un enfriamiento global del planeta.

¿Cuáles son esos factores?

En primer lugar, y el más importante, la cantidad de radiación solar que recibimos.

La radiación solar ¿no es constante?

No. Desde que el Sol empezó a brillar, hace al menos 4.500 MM de años, la radiación emitida por el Sol tiene una tendencia a aumentar aproximadamente en un 10% cada mil millones de años. Es decir, poco después de su nacimiento, cuando el Sol quedó en una situación más o menos estable, emitía menos de un 70% de la cantidad de luz y calor del que emite hoy en día. Ha ido aumentando, y seguirá haciéndolo en los próximos 4.000 millones de años, hasta que llegue a un punto crítico en el que el Sol se convertirá en una Gigante Roja.
No obstante, ese aumento es MUY lento, tanto que en el tiempo transcurrido desde la aparición de los seres vivos en la superficie terrestre, la variación ha sido de menos de un 5%, y prácticamente nada en el tiempo que hace que apareció el homo sapiens.

Wikipedia, Variación Solar: http://es.wikipedia.org/wiki/Variación_solar

Un 5% es mucho.

Así es. Se calcula que, debido a la composición de la Tierra, cada 1% de aumento de la radiación solar puede generar un aumento aproximado de 2º en la temperatura media de la superficie terrestre. Eso significa que un 5% de aumento en la cantidad de radiaciones solares desde hace 600 millones de años debería haber provocado un aumento de la temperatura terrestre del orden de 10º.

Temperatura de la Tierra en 600 MM años¿Y no ha sido así?

No. En realidad, la temperatura media de la Tierra en los últimos 30 MM de años es del orden de 12º menos de lo que ha sido la temperatura media de la Tierra durante la mayor parte de los 600 MM desde que apareció la vida terrestre, pero esto no es porque la temperatura esté bajando, sino porque hay ciclos, grandes ciclos, en los que la temperatura media es durante muchos millones de años de unos 22º y luego hay períodos más cortos (de varias decenas de millones de años) en los que la temperatura es de unos 12º. Actualmente estamos en una fase fría de ese ciclo.

Paleomap Project, Climate History: http://www.scotese.com/climate.htm

Entonces, ¿por qué un aumento del 5% de la radiación solar no se ha traducido en un aumento de 10º como parece que debería haber ocurrido?

Porque hay otros factores que compensan el calentamiento del Sol, y sin poder estar seguros de ello, pienso que el principal factor compensatorio es el calor interno de la Tierra.

¿Cómo es eso?

La Tierra se formó hace algo más de 4.500 MM de años por la acumulación gravitatoria de gas y polvo, átomos que se habían formado en el interior de estrellas anteriores al Sol y que al estallar en Supernovas esparció toda esa materia por el espacio. Cuando se formó la Tierra, surgió como una bola incandescente, un mar de lava de varios miles de grados de temperatura que, desde entonces se ha venido enfriando, de forma lenta pero constante.

Y ese enfriamiento ¿compensa el calentamiento del Sol?

En realidad, la Tierra se enfría más rápido de lo que aumenta la intensidad del Sol. De hecho, si la composición de la Tierra no contuviera un importante porcentaje de materiales radiactivos, hace ya dos o tres mil millones de años que la Tierra sería tan fría como la Luna. Afortunadamente dentro de la composición de la Tierra hay una pequeña cantidad de material radiactivo, aproximadamente uno de cada millón de átomos es radiactivo. Un porcentaje pequeño, pero suficiente para que la Tierra se enfríe mucho más despacio. Y aún así, más rápido de lo que aumenta la intensidad de las radiaciones solares.

Es decir, que entre el calentamiento del Sol y el enfriamiento de la Tierra ¿gana el enfriamiento?

Mientras tengamos en el núcleo de la Tierra material radiactivo suficiente, el descenso será moderado, pero cuando se agote dicho material, y espero que tarde aún un par de miles de millones de años, el enfriamiento será mucho más rápido y no podrá ser compensado por el calentamiento del Sol.

Pero, cuando hablamos de Cambio Climático, no nos referimos a esto.

No, claro. Esto que hemos descrito no son más que dos factores muy poderosos pero también muy constantes, y que actúan, actuarán, en períodos de cientos o miles de millones de años. Hay factores menos poderosos pero más variables que influyen mucho más en el clima de la Tierra.

¿Por ejemplo?

Primero de todo, debemos comprender que el Sol es una gigantesca bola de gas en cuyo centro se produce una explosión termonuclear constante, una bomba de hidrógeno que lleva explotando desde hace 4.500 MM de años pero que, en definitiva sigue siendo una bola de gas. Es como una atmósfera de decenas de miles de kilómetros de espesor, y debido a las turbulencias provocadas en su interior y a los efectos de la rotación del Sol, en ella se producen fenómenos meteorológicos muy complejos. Hay corrientes de gas que fluyen en corrientes y remolinos que recorren ambos hemisferios y se sumergen y afloran del manto solar. Todos estos remolinos producen un intensísimo campo magnético y el conjunto de todo ello genera ciclos en los que la intensidad del Sol puede aumentar o disminuir en pequeños porcentajes.

¿Cómo de pequeños?

Hay un ciclo solar que tiene una duración de unos once años en los que la intensidad puede variar en 0'1~0'2%. Esta variación apenas basta para producir un cambio de temperatura en la Tierra de dos décimas de grado. Parece ser, aunque aún no está del todo confirmado, que hay otros ciclos más largos, uno de unos 80 años y otro de unos 400, y su variación puede llegar hasta el 0'2~0'4%. Sigue siendo poco, y no justifican los cambios de temperatura mucho más elevados que se producen en la Tierra, pero el hecho de cada vez hay más pruebas de la correlación entre Manchas Solares, Intensidad de los Campos Magnéticos del Sol y las temperaturas de la Tierra nos inducen a pensar que la relación existe, aunque es un poco más complicada de lo que parece a primera vista.

¿Cómo de Complicada?

El Sol varía su intensidad en ciclos cortos, de 11, 80 ó 400 años, y esa variación es muy escasa, apenas llega a 0'1% de variación en los ciclos cortos y algo más en los medios. Pero el Sol no sólo genera luz y calor, también genera un gigantesco Campo Magnético que llega mucho más allá de la Tierra y un Viento Solar que empuja partículas fuera del Sistema Solar y que, al chocar con los rayos cósmicos del espacio se detienen, formando un escudo de partículas alrededor del Sistema Solar.
La Tierra es bombardeada continuamente por rayos cósmicos, pero la cantidad de rayos cósmicos que llegan a la Tierra depende de la densidad de ese escudo de partículas alrededor del Sistema Solar y de la intensidad del Campo Magnético Solar. Una reducción relativamente escasa como un 0'1% en la intensidad del Sol puede provocar un aumento mucho más significativo, hasta de un 100% en la cantidad de rayos cósmicos que recibimos desde el espacio. Los Rayos Cósmicos bombardean la Tierra e ionizan moléculas de aire, y estos iones actúan como núcleos de condensación a cuyo alrededor se condensan moléculas de vapor de agua formando pequeñas gotas de agua en grandes cantidades: Nubes.
Y las nubes reflejan la luz del Sol y enfrían la Tierra.
En resumen: Más Sol significa más escudo, menos rayos cósmicos, menos nubes, más calor.
Menos Sol, menos escudo, más rayos cósmicos, más nubes, más frío.
La influencia directa del Sol apenas podría variar la Temperatura de la Tierra en 0'2 grados más o menos, pero a través de este mecanismo indirecto, una variación de un 0'1% de la intensidad del Sol podría provocar cambios de varios grados centígrados.
Por desgracia, llevamos tan pocos años midiendo la intensidad de los rayos solares, el Viento Solar y el Campo Magnético del Sol, que aún no conocemos con exactitud más que el ciclo más corto, de 11 años. Los otros ciclos más largos deberemos esperar varias décadas para conocerlos mejor, pero aunque su variación sea también relativamente pequeña, su influencia en la temperatura de la Tierra será significativamente mayor.

¿Por qué?

Cuando cambian los factores que afectan a la temperatura de la Tierra, ésta empieza subir o bajar para alcanzar un nuevo punto de equilibrio. Pero la Tierra tiene una gran inercia térmica, cualquier cambio requerirá un cierto tiempo. Si en ese tiempo el ciclo se revierte, la temperatura deja de aumentar sin haber alcanzado su nuevo límite.
Es lo que ocurre con el Día y la Noche.
Durante el día, la tierra se calienta, y si no se hiciera de noche, al cabo de unas 100 horas el suelo habría alcanzado una temperatura de 150º.
Por la noche se enfría, y si no saliera nunca el Sol, alcanzaría temperaturas de 120º bajo cero.
Si la Tierra girara más despacio y tuviéramos 50 horas de día, y otras tantas de noche, las temperaturas irían desde 100º hasta -80º. Y mientras más rápida gire la Tierra y más cortos sean el día y la noche, el rango de temperaturas Día-Noche será cada vez menor.
Es decir, un ciclo corto mantiene su influencia dentro de un margen más o menos estrecho. Un ciclo largo puede llevar el planeta a los extremos más acusados.

¿Es eso lo que está ocurriendo ahora?

Aparentemente sí, pero por desgracia aún no tenemos seguridad de ello. Posiblemente en la fase de calentamiento que estamos sufriendo actualmente incidan los ciclos solares, pero también otras causas.

Clima Europa 1000 AñosLuego, ¿es cierto que se está produciendo un calentamiento global?

Sí, desde luego. Hace unos 400 años padecimos un enfriamiento global que dio lugar a grandes heladas en toda Europa. Es la época que los paleoclimatólogos conocen como la Pequeña Edad de Hielo y que duró hasta finales del siglo XVIII. Pero desde hace unos 300 años la temperatura media de la Tierra está ascendiendo, no de forma continua, sino en períodos de varias décadas de enfriamiento y otras de calentamiento, pero en cada ciclo alcanzando temperaturas medias más elevadas que el ciclo anterior.

http://www.theresilientearth.com/
http://www.worldclimatereport.com/index.php/2006/10/17/another-swipe-at-the-hockey-stick/

¿Y esto se debe a las variaciones de la radiación solar?

Posiblemente sí, o al menos en parte. Por desgracia aún no conocemos lo bastante bien cómo funcionan todos los ciclos solares.

¿En parte? ¿Hay otros factores que influyan en el clima?

Por supuesto. No es solo que la intensidad de radiación solar varíe, es que nosotros estamos a una distancia de 150 MM de Km de distancia del Sol, pero esta distancia varía, y lo hace en porcentajes bastante más acusados que las variaciones solares.

Afelio y Perihelio¿Cómo es eso?

La Tierra da la vuelta alrededor del Sol en una órbita elíptica. En su órbita pasa por un punto en que está a la distancia mínima del Sol, el Perihelio, y otro momento en que está a la distancia máxima, el Afelio. La diferencia en la distancia no parece mucha, pero basta para que en el Perihelio la Tierra reciba una radiación que es un 7% mayor que en el Afelio. Y un 7% de variación podría hacer que la temperatura de la Tierra variara en unos 15º de temperatura.

Eso es la diferencia entre el Verano y el Invierno. ¿No?

En realidad, no. Curiosamente, el perihelio de la Tierra, es decir, cuando está más cerca del Sol y recibe un 7% más energía, es precisamente el 3 de Enero, en lo más crudo del gélido invierno en Europa, Asia y Norteamérica. Lo que ocurre es que el Eje de rotación de la Tierra en ese momento está inclinado en dirección contraria al Sol. La Tierra, en su conjunto, recibe más radiación solar, pero la recibe en el hemisferio Sur, que debido a esto tendrá veranos más calurosos que los veranos del hemisferio Norte. Y, como es lógico, los inviernos en el hemisferio Sur serán también más intensos que en el hemisferio Norte. Así debería ser, pero luego influyen otros factores, como la distribución continental y oceánica. Precisamente el hemisferio Sur contiene poca tierra continental y mucha masa oceánica, y los océanos actúan como moderadores térmicos que compensan en parte las temperaturas extremas que se producen al coincidir el Perihelio con el verano austral.

Iluminacion de la Tierra en VeranoEntonces, el Verano y el Invierno, ¿por qué se producen?

Por la inclinación del Eje de la Tierra respecto al Sol. Durante seis meses al año el Sol se encuentra por encima del Ecuador, y el hemisferio norte recibe más calor del Sol, los días son más largos y las noches más cortas, es Verano, mientras el hemisferio Sur es todo lo contrario, recibe menos calor durante días muy cortos y sufre noches más largas que la llevan a enfriarse, es Invierno.
Los otros seis meses, el Sol se encuentra por debajo del Ecuador, y las estaciones se invierten. Es Invierno en el Norte y Verano en el Sur.

Pero al cabo del año los dos hemisferios habrán recibido la misma cantidad de calor.

Sí, pero con una diferencia. Debido a que el Perihelio de la órbita terrestre coincide con el Invierno del Hemisferio Norte, en éste tanto los veranos como los inviernos son más suaves. En el hemisferio sur ambos son más extremos.

Y esto, ¿es siempre así?

No. Los movimientos orbitales de la Tierra alrededor del Sol no son siempre iguales. Las órbitas elípticas tienden a alargarse y acortarse como si de una cinta elástica se tratara. Actualmente la órbita de la Tierra tiene tendencia a acortarse, y eso hará que dentro de 24.000 años la órbita sea perfectamente circular, recibiendo la misma intensidad solar durante todo el año. Posteriormente volverá a alargarse hasta que, 40.000 años más tarde alcance su máxima excentricidad, momento en que la radiación solar en el perihelio sea hasta un 23% mayor que en el afelio.
Al mismo tiempo, la inclinación del Eje de la Tierra sufre un movimiento de precesión, que tardará unos 26.000 años en completarse. Dentro de unos 13.000 años, el Verano en el hemisferio Norte empezará el 24 de Diciembre, justo al contrario que hoy en día.
Estos y otros cambios orbitales, hacen que la distancia media de la Tierra al Sol a lo largo de períodos más o menos largos pueden variar en ciclos que pueden durar varios miles de años. Y esto es la causa de algunas de las variaciones climáticas que padecemos en la Tierra.

Los Movimientos Planetarios: Movimientos Orbitales

¿Como cuáles?

Temperatura de la Tierra durante las GlaciacionesComo los períodos interglaciales.
Desde hace varios millones de años la Tierra está sometida a ciclos repetitivos que duran del orden de unos 110~120.000 años. De hecho, como vimos en el primer gráfico, la Tierra está pasando por una fase fría que dura desde hace unos 30~40 MM de años. La temperatura de la Tierra, como promedio, está unos 12º por debajo de la temperatura más frecuente de los últimos 600 MM de años. Sin embargo, dentro de esta época glacial, cada 100.000 años se produce un calentamiento en períodos cortos de unos 10~15.000 años de períodos interglaciales. Durante esos períodos interglaciales la temperatura media de la Tierra sube unos 6~8º. Nosotros, actualmente, estamos en un período interglacial y disfrutamos un clima que es mucho más benigno que el habitual de los últimos 30 MM de años, pero aún mucho más frío de la que ha sido la temperatura media de la Tierra durante la mayor parte de los últimos 600 MM de años, incluyendo toda la época de los dinosaurios.

http://es.wikipedia.org/wiki/Glaciaciones

Entonces ¿este período interglacial en el que estamos acabará pronto?

Probablemente sí. Y volveremos a una fase glacial que dure otros 100.000 años antes de que se vuelva a producir el siguiente período interglacial. Y esto se repetirá una y otra vez hasta que el gran ciclo del primer gráfico nos devuelva a las temperaturas más cálidas que normalmente han dominado la Tierra durante los últimos 600 MM de años.

Fases, ciclos, ¿no es un poco lioso todo esto?

No. En realidad es sencillo.
La temperatura media de la Tierra cambia por varios factores. La mayor parte de esos factores actúan en ciclos periódicos. Los ciclos cortos son causados por factores menores. Los ciclos largos por factores mayores.
El ciclo del día y la noche es debido a la rotación de la Tierra. 
El ciclo de Verano e Invierno por la inclinación del Eje de la Tierra y su traslación alrededor del Sol. 
Ciclos cortos, de varios años, décadas o siglos, son causados por las variaciones de la radiación solar, por la meteorología de la atmósfera solar. 
Ciclos más largos de decenas o centenas de miles de años, por las variaciones de la órbita terrestre alrededor del Sol.
Quedan los grandes ciclos, de millones de años, los representados en el primer gráfico, que según parece, aunque no está totalmente probado, se debe a los movimientos del Sol alrededor de la Vía Láctea.

¿Cómo es eso?

Cambio Climatico y Brazos galácticosSegún un estudio realizado recientemente, los períodos más fríos de los grandes ciclos de temperatura de la Tierra coinciden con las épocas en que el Sol atraviesa los brazos espirales de la galaxia. Al parecer, cuando el Sol atraviesa una zona de mayor densidad estelar recibe más rayos cósmicos de las estrellas vecinas. Estos rayos cósmicos al bombardear los océanos, hacen que aumente la producción de nubes, y al aumentar la nubosidad se reducen las radiaciones solares que alcanzan a la superficie de la Tierra, provocando un enfriamiento global. Cuando la Tierra atraviesa una zona galáctica menos densa, entre dos brazos, se reciben menos radiaciones cósmicas, se producen menos nubes, y eso hace que recibamos más calor del Sol y la Tierra se calienta.
Este estudio aún no está totalmente probado pero parece encajar bastante bien con las observaciones de las temperaturas de los últimos 600 MM de años.

The Cloud Mystery: http://www.thecloudmystery.com
Celestial Driver of Climate?: ftp://rock.geosociety.org/pub/GSAToday/gt0307.pdf
Climate change during the Earth’s history: http://www.space.dtu.dk/English/Research/Research_divisions/Sun_Climate.aspx

En resumen...

En resumen, vivimos en un planeta que se está enfriando calentados por un Sol que se está calentando y que tiene ciclos más o menos cortos que afectan levemente a la temperatura terrestre. La órbita de la Tierra sufre oscilaciones y ciclos que duran períodos de decenas o centenares de miles de años, que producen variaciones de temperatura periódicas y más acusadas, y el Sol al viajar alrededor de la Vía Láctea y atravesar zonas de mayor densidad estelar genera ciclos de millones de años en los que las temperaturas pueden variar de forma mucho más acusada aún.

Y ¿qué papel tiene el CO2 en la temperatura de la Tierra?

Como hemos visto hasta ahora, hay muchos factores que influyen en el clima de la Tierra. Algunos de ellos son los gases de efecto invernadero, como el CO2, el Metano y el Vapor de Agua.

El más importante de estos gases de invernadero es el vapor de agua, que es responsable casi del 96 al 99% del efecto invernadero. Entre los demás gases de invernadero (CO2, CH4, CFCs, N2O, y O2), el más importante es el CO2, que contribuye con sólo el 3% de todo el efecto invernadero. Las contribuciones humanas de CO2 a este efecto podrían ser de entre 0,05 a 0,25%.
Los demás gases se encuentran en unas proporciones tan pequeñas que su influencia, en comparación, es casi insignificante.

El CO2, por ejemplo, se encuentra en cantidades de menos de un 0'04%. Precisamente por lo pequeño de esta cantidad se suele describir su porcentaje en la atmósfera en Partes Por Millón, PPM, en cuyo caso podemos decir que la concentración actual del CO2 es de 380 PPM, pero eso no debe distraernos del hecho de que la concentración de Vapor de Agua en la atmósfera puede alcanzar hasta 40.000 PPM, una cantidad 100 veces mayor.
A igual cantidad de gas, el Metano tiene un efecto invernadero 23 veces mayor que el CO2, pero se encuentra en una proporción 220 veces menor que aquél, de ahí que su influencia en el clima sea aún 10 veces menor que la del CO2.
Entre que es el gas de menor efecto invernadero y que su presencia en la atmósfera es mínima, en la práctica el CO2 no tiene casi ninguna influencia en la temperatura de la Tierra.
Podemos confirmar ésto viendo el registro histórico de temperaturas y comparándolo con el registro del porcentaje de CO2. A lo largo de la PaleoHistoria climática, el CO2 ha sido en ocasiones hasta 200 veces más abundante que ahora y eso no ha alterado los ciclos de temperatura que hemos comentado.

http://www.theresilientearth.com/?q=content/change-ice-ages-not-caused-co2
Water Vapor and the Dynamics of Climate Changes: http://arxiv.org/PS_cache/arxiv/pdf/0908/0908.4410v2.pdf
Los Ciclos Solares, no el CO2, determinan al Clima http://www.mitosyfraudes.org/Calen3/Jawor.html

Pero parece ser que hay una fuerte correlación entre la temperatura de la Tierra y el CO2.

Cierto. Ya lo expuso así Al Gore en su documental Una Verdad Incómoda. A lo largo de la Paleohistoria Climática el CO2 ha existido en porcentajes de hasta el 7% y ha ido descendiendo casi siempre hasta reducirse a menos de un 0'04% en los últimos millones de años. En todo ese tiempo no ha tenido ninguna correlación con la temperatura de la Tierra, pero desde hace varios millones de años, cuando el CO2 ha descendido hasta un nivel de menos de 0'04%, los aumentos y disminuciones del nivel de CO2 se han correspondido por los calentamientos y enfriamientos globales de los períodos glaciales e interglaciales.
Pero lo que Al Gore no menciona en su documental, ignoro si por no saberlo o porque para él era una verdad incómoda, es que la curva que sigue el índice de CO2 va retrasada en unos 800 años respecto a la curva de temperaturas. Es decir, las temperaturas cambian de tendencia y 800 años después cambia la tendencia del nivel de CO2.
¡No es el CO2 el que controla la temperatura, sino al revés: la temperatura de la Tierra afecta al porcentaje de CO2 de la atmósfera!
Y eso, sólo desde hace unos pocos millones de años. Antes, el porcentaje de CO2 era mucho más elevado y no tenía ninguna relación con la temperatura global del planeta.
Como ésta, en el documental de Al Gore hay varias, numerosas afirmaciones que se han demostrado falsas o exageradas.

http://www.dailymail.co.uk/news/article-485336/Schools-warn-Gore-climate-film-bias.html
35 Verdades Incomodas para Al Gore, http://scienceandpublicpolicy.org/monckton/goreerrors.html
El CO2 no causa el Calentamiento Global, http://www.mitosyfraudes.org/Calen6/Carbonifero.html

¿Por que motivo iba a mentir Al Gore y los que nos avisan sobre el Calentamiento Global?

Sencillamente, por dinero.
Hay muchas personas interesadas en que los gobiernos pongan impuestos a las grandes empresas y que ese dinero se dirija a determinadas inversiones en las que ELLOS participan. Igual que numerosos científicos que necesitan subvenciones para investigar, siempre es más fácil conseguir subvenciones alertando de un peligro inminente que si dices que no hay motivos para preocuparse.

Pero existe un consenso de que el cambio climático es un peligro cierto y urgente.

En primer lugar, en la ciencia las cosas no se deciden por consenso, sino por hechos, pruebas y demostraciones. Aunque todos los científicos del mundo dijeran que la Tierra es plana, y hubo una época en que lo decían, eso no hace que sea verdad. Aunque todos los científicos digan lo contrario y al que se atreva a discrepar del consenso lo quemen en la hoguera.
Pero es que ni siquiera es cierto que exista tal consenso. Muchos científicos que han hecho estudios y escrito artículos para el IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático), al ver que sus artículos han sido malinterpretados y en ocasiones manipulados han querido desligar su nombre y su reputación de un movimiento que, como han podido comprobar por sí mismos, es más político que científico.
El IPCC es un movimiento político que usa el Cambio Climático para alarmar a la gente y conseguir que los políticos establezcan impuestos a determinadas actividades y las dirijan a los sectores en los que ellos trabajan.
Hay mucho dinero en juego, y en él se meterán todos los cazadores de subvenciones, todo aquél que quiera llevarse una tajada del pastel.

El Gran Timo del Calentamiento Global, http://www.mitosyfraudes.org/Calen8/GranTimo.html

Entonces ¿no es cierto que se esté produciendo un Calentamiento Global?

Sí, es cierto. Desde hace 300 años la temperatura media de la Tierra está subiendo, pero no es por el CO2, sino por ciclos naturales de la radiación solar o de la meteorología terrestre que aún no conocemos con total precisión.
En los últimos 100 años hemos pasado por una fase de calentamiento hasta 1934, de enfriamiento hasta 1970, de nuevo calentamiento hasta 1998 y desde entonces parece que las temperaturas están descendiendo.
¿Qué ocurrirá en el futuro? La verdad es que nadie lo sabe. Los modelos informáticos que se han probado han sido insuficientes para prever el clima de los siguientes cinco años, ¿cómo van a afirmar con seguridad que dentro de 100 años estaremos peor si llevan ya muchos años haciendo vaticinios que no se han cumplido?

Entonces, la Humanidad ¿no influye en el clima?

La Humanidad influye en el medio ambiente de varias formas muy perniciosas. Principalmente por la contaminación, la deforestación y por el crecimiento de ciudades y carreteras. Estos tres factores tienen influencia en el clima. La Contaminación hace que la atmósfera sea más obscura y absorba más radiaciones solares, pero al mismo tiempo hace que se refleje parte de las radiaciones solares al espacio, contribuyendo a un ligero enfriamiento. Ligerísimo, el conjunto de toda la contaminación generada por la Humanidad apenas bastaría para alterar la temperatura de la Tierra es unas décimas de grado, aunque el daño que hace a la Naturaleza por otros conceptos es muy superior. Afortunadamente cada vez estamos más concienciados con el problema de la Contaminación y se establecen controles para reducirla. Los mayores contaminadores del mundo actualmente no son los países más industrializados, sino los que están en fase de industrialización. Pero al llegar a un cierto nivel de riqueza, la sociedad exige a las industrias que sean más ecológicas.
Otro factor es la Deforestación. Un bosque sirve como amortiguador entre el calor del Sol y el suelo en el que viven las plantas. El bosque hace que el terreno sea más fresco en verano, menos frío en invierno, más húmedo durante las sequías, más firme durante las lluvias. Un terreno desprovisto de árboles es más inhóspito y tiende a desertizarse. Y el desierto absorbe mucho más calor que un bosque. La energía solar que cae sobre un bosque se convierte en Vida. La energía solar que cae sobre un erial se convierte en calor. Si suprimimos todos los bosques de la Tierra, probablemente provocaríamos una subida de temperaturas bastante significativa. Si, por el contrario, replantásemos los bosques que hemos eliminado y hacemos crecer los ya existentes, el clima de la Tierra será, no sólo más fresco, sino también más moderado.
Y un tercer factor es el crecimiento de las ciudades y carreteras que han tenido un crecimiento explosivo en el último siglo. En sólo cien años el número de ciudades de más de un millón de habitantes en el mundo se ha multiplicado por 40, y el número de carreteras se ha multiplicado tanto que han llegado a cubrir casi un 2% de la superficie de Europa. Cuando los rayos del Sol caen sobre el cemento o el asfalto en vez de caer sobre las hojas de un árbol o sobre una brizna de hierba, toda la energía del sol se convierte en calor.
Añade a esto todo el calor generado por la actividad industrial y, si quieres, el CO2 emitido por la industria.
¿Cuál de estos factores es más importante? Para mí no cabe duda de que el más importante es la deforestación y el crecimiento de carreteras y ciudades. En segundo lugar colocaría el calor generado por la actividad industrial. Como último factor en importancia situaría el CO2.

Y ¿cómo combatir esos factores?

Contra la Deforestación es fácil: Plantando bosques. Yo sería partidario de que todos los gobiernos a nivel local y nacional reservaran un tercio de su territorio a bosques. Que los bosques sean regados con las aguas residuales de la ciudad, una vez tratadas y depuradas. Que estén unidos entre sí por corredores naturales de uno o dos kilómetros de ancho, de forma que la fauna pueda circular entre ellos.
Que los bosques no sean islas naturales en medio de la civilización, sino que toda la geografía sea un gran bosque y en los claros del bosque estén las ciudades, los campos agrícolas y las zonas industriales, siendo responsables las industrias del mantenimiento y conservación del entorno natural que las rodea.
Las carreteras deberían estar bordeadas por varias hileras de árboles para compensar el efecto calentamiento del asfalto y, en las ciudades, los tejados de los edificios deberían estar cubiertos de espejos o de pintura blanca de piscinas para que reflejase los rayos solares de vuelta al espacio sin llegar a convertirse en calor. Incluso algunas personas han experimentado con Cubiertas Verdes, plantando jardines, césped y arbustos en el tejado de las casas, con lo cual se evita el efecto calentamiento.
No tenemos por qué esperar que los gobiernos hagan algo, todas las personas pueden contribuir a combatir el Calentamiento Global por el simple procedimiento de cubrir los tejados de espejos, pintura blanca o cubiertas verdes, es decir, plantando césped en el tejado.
Y, en cuanto al calor producido por las industrias, cada una de ellas debería adquirir un terreno y plantar árboles de forma proporcional a la cantidad de calor que producen. Por supuesto, además de reducir la contaminación en todo lo que sea posible.

http://www.conservationmagazine.org/2008/07/that-sinking-feeling/

¿Así detendríamos el Calentamiento Global?

Lo dudo mucho. Si el único factor que provoca Calentamiento Global fuera el Hombre, tal vez, pero nosotros, por mucho que presumamos, no somos tan importantes.
El Calentamiento Global que experimentamos desde hace 300 años, cuando salimos de la Pequeña Edad de Hielo, tiene causas naturales, seguramente la intensidad de las radiaciones solares. Es seguro que las actividades humanas, por medio de las industrias, la deforestación y el crecimiento de ciudades y carreteras, producen calor. Pero no creo que nuestra influencia sea mayor que la influencia del Sol. Al contrario, si pudiésemos contabilizar todos los watios de calor que produce la humanidad y los comparáramos con los watios que la Tierra recibe del Sol, la proporción sería ridículamente insignificante.
Aunque fuéramos capaces de eliminar TODOS los efectos de calentamiento que produce la Humanidad, no detendríamos el Calentamiento Global que se está produciendo. Ni falta que nos hace.
Este Calentamiento es un ciclo natural. Como él han habido en la historia miles de períodos de calentamiento y otros tantos de enfriamiento. Son controlados por fuerzas tan grandes, tan fuera de nuestro control, que lo único que podemos hacer es lo que hemos hecho, todas las especies vivas, desde que aparecimos en la Tierra: Adaptarnos.

¿Y si el Calentamiento continúa y no hacemos nada para evitarlo?

Lo más probable es que ocurra justo lo contrario, es decir, que este período interglacial en el que estamos termine pronto y volvamos a una era glacial que durará 100.000 años hasta el siguiente período interglacial.
Pero estamos en dos ciclos cruzados, y tal vez lo que se acabe antes sea el gran ciclo que desde hace 30 millones de años mantiene la Tierra a una temperatura de unos 12º por debajo de la época de los dinosaurios.
Si fuera así, si la Tierra, efectivamente siguiera calentándose y, por alguna razón ese calentamiento no se detuviera, hay una serie de acciones que podíamos realizar para enfriar el planeta.

¿Como cuáles?

Se han propuesto varias medidas, una de ellas ya la hemos mencionado, repoblar los bosques que han sido esquilmados en los últimos siglos por el crecimiento de la agricultura y las ciudades y carreteras. Otras van en la dirección de reducir el impacto de ciudades y carreteras, por ejemplo, instalando espejos sobre los tejados de los edificios de las ciudades o pintándolos de blanco, para reflejar la luz del Sol sin que se convierta en calor. La medida de instalar varias hileras de árboles en los márgenes de las carreteras también serviría, no solo para conservar los bosques, sino para evitar que el Sol caiga directamente sobre el asfalto.
Aún así, eso probablemente no sería suficiente para reducir el calentamiento, así que habría que tomar otras medidas, pero las medidas que se tomen no deben ser demasiado drásticas. Por ejemplo, un grupo de expertos han considerado la posibilidad de producir en grandes cantidades un gas compuesto de azufre que tenga un efecto contrario al CO2. Otros científicos han propuesto lanzar a los mares varios millones de toneladas de compuestos de hierro que provoquen un incremento de la cantidad de fitoplancton que absorberían una mayor cantidad de CO2. O instalar varios miles de plantas de ionización, repartidas por todo el planeta, que, cuando la humedad del aire lo permita, crearán iones que sirvan de núcleos de condensación para la formación de nubes, lo que aumentaría el albedo de la Tierra contribuyendo a su enfriamiento. Pero todas estas medidas que abogan por alterar la composición química de los océanos o de la atmósfera pueden ser armas de doble filo que podrían provocar más daño que el que se pretende evitar.
En mi opinión, una lucha global contra el cambio climático debe tener como objetivo reducir la cantidad de radiación solar que llega hasta la Tierra, y en ese sentido ya se han lanzado un par de propuestas interesantes.
El Profesor Roger Angel, de la Universidad de Arizona, ha hecho un exhaustivo estudio que de llevarse a cabo permitiría controlar el cambio climático instalando una nube de millones de espejos entre la Tierra y el Sol, con el fin de reducir el impacto de la radiación solar.

Cooling the Earth with Sunshades: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1859907
Space sunshade might be feasible in global warming emergency: http://www.eurekalert.org/pub_releases/2006-11/uoa-ssm110306.php

¿Eso sería posible?

Paneles entre la Tierra y el SolPor supuesto. Hoy en día tenemos programas espaciales para lanzar satélites de observación alrededor de la Tierra, telescopios espaciales para investigar el espacio, planeamos enviar misiones a Marte, algunas empresas privadas están estudiando la posibilidad de construir hoteles en el espacio, industrias químicas y universidades se plantean bastante en serio lo útil que sería construir laboratorios en el espacio para hacer investigación y experimentos en el vacío y en ingravidez. En el futuro todos estos sueños serán realidades, tendremos hoteles, fábricas, laboratorios y ciudades en el espacio y el número de personas trabajando y viviendo en el espacio será cada vez mayor. Ahora mismo puede parecer descabellado, pero en el futuro, en un futuro mucho más cercano de lo que imaginamos, entra dentro de lo posible construir una celosía en el espacio, a un millón y medio de Km de la Tierra, y en esa celosía instalar pantallas opacas que reduzcan la cantidad de radiación solar que nos llega desde el Sol.
No sólo servirían para evitar el Calentamiento Global, también podrían ser captadores de energía solar que servirían para abastecer de energía la Tierra, haciendo innecesario que sigamos consumiendo combustibles fósiles y contaminantes.
La tecnología para llevar a cabo esta obra ya la tenemos, se podría realizar en unos veinte o veinticinco años desde que empecemos a trabajar en ello. El único inconveniente es el costo, que sería muy elevado, bastante más que el proyecto Apolo y la Estación Espacial Internacional juntos, pero aún así sería más barato que otras medidas que se han propuesto y que serían mucho más perjudiciales para los países del Tercer Mundo que están intentando entrar en el Mundo Industrializado.

El Control del Clima: El Control del Clima

¿Y si lo que viene es una nueva glaciación?

Pues también podemos resolverlo desde el espacio. Basta colocar una buena batería de espejos en la órbita terrestre, que reflejen hacia la Tierra la cantidad de luz solar que queramos recibir.
De hecho, si construimos los dos sistemas podremos mantener la Tierra a salvo de los cambios climáticos que ha habido en la Tierra a lo largo de toda su existencia y que, sin duda, seguirán ocurriendo en el futuro.