Las Religiones de Adán

Usuario Anónimo

Entrar

Datos de Pagina

Una breve introducción a la historia, las creencias y las costumbres de los Mormones

Creada10-05-2002
Modificada06-07-2013
Total Visitas24664
Octubre492
Septiembre543
Agosto394
Julio451
Junio486
 

Historia de los Mormones

La Iglesia de Jesucristo de los Santos del Último Día comenzó su andadura en 1819, cuando José Smith, un joven de catorce años de Nueva York tuvo la visión de un angel que le conminó a ser una persona justa y honrada avisándole que más adelante volvería a verle para entregarle, si se mostraba digno de ello, unos evangelios de los que nadie hasta entonces había tenido ninguna noticia.

En 1827, José Smith recibió unos libros, escritos en páginas de oro, donde se narraba la historia de unos descendientes de Abraham que, ante la maldad que imperaba en su tierra, decidieron abandonar Palestina. Obedeciendo las órdenes de Dios, Nefi y su familia viajó hasta el mar Rojo donde hizo construir un barco que los llevó, a través de mares y océanos hasta las costas americanas.

Allí vivieron durante siglos y entre ellos también hubo malvados a los que Dios castigó oscureciéndoles la piel. Son los antepasados de los actuales pieles rojas.

Cuando Jesús resucitó de su muerte en la cruz, se trasladó a América y allí permaneció durante cuarenta días predicándoles hasta que los dejó para aparecerse a los apóstoles en Palestina antes de ascender a los cielos.

Los pecados de los nefitas, sin embargo, fueron muy grandes y no se libraron del exterminio a manos de los lamanitas (los pieles rojas) varios siglos más tarde.

José Smith tradujo aquellos libros al inglés antes de devolver los originales al angel Moroni y en 1830 los publicó y comenzó a predicar una nueva doctrina.

La iglesia por él fundada se encontró con la oposición radical de sus contemporáneos, fueron perseguidos, vilipendiados e incluso encarcelados. José Smith murió en un linchamiento popular y sus fieles, al mando de Brigham Young, abandonaron las ciudades del este para dirigirse al oeste.

En una de las mayores caravanas que jamás en la historia se han realizado, miles de mormones, ocupando centenares de carromatos atravesaron desiertos, praderas y cordilleras hasta llegar a asentarse en Utah, donde fundaron la ciudad de Salt Lake. Allí permanecieron a salvo de sus enemigos religiosos y desde allí, años más tarde, enviaron sus predicadores a todas las naciones del mundo.

Creencias y Costumbres

Según los mormones existe una Trinidad formada por Dios, Padre e Hijo. En el momento de la creación se formaron las almas de todas las personas nacidas y por nacer, esas almas ocupan los cuerpos en el momento de la concepción y después de la muerte esperarán el día del juicio, momento en que todas las almas serán juzgadas.

Mientras tanto los mormones actuales pueden investigar a sus antepasados reconstruyendo su árbol genealógico y recibir el bautismo en nombre de sus antepasados muertos que no tuvieron la oportunidad de conocer la verdadera doctrina de Dios.

Aunque los primeros mormones practicaron y defendieron la poligamia como una costumbre de los patriarcas que no sólo debía ser respetada, sino también imitada, el gobierno USA intervino y los mormones abandonaron esa práctica desde 1890 hasta la actualidad, si bien algunas sectas mormonas han seguido practicándola hasta hoy.

Aparte de esto podemos decir que las creencias de los mormones son muy similares a las de la mayoría de las religiones cristianas, aunque son más tolerantes pues no se atribuyen la única posesión de la verdad, al contrario piensan que cada religión tiene una parte de La Verdad y es bueno que existan varias religiones pues así se pueden ver más retazos del paisaje divino.

Los mormones dan un diezmo de sus ingresos a la iglesia, participan en actividades relacionadas con el culto y organizan actos sociales para ayudar a los necesitados. Muchos de ellos también dedican un período de uno o más años al apostolado, bien sea en su propio país y ciudad o en misiones que abren en todo el mundo para difundir sus creencias.

A los misioneros mormones se les reconoce con facilidad por su indumentaria, camisas blancas y pantalones oscuros, y una chapa en la pechera que los identifica por su nombre, que siempre es precedido por la palabra ELDER, cuya traducción podría ser Hermano.

A las mujeres mormonas se las llama SOROR, sin embargo su actividad en la iglesia suele circunscribirse a las tareas sociales, siendo relegadas de las actividades eclesiásticas. Hoy en día hay un movimiento que intenta dar a la mujer un mayor protagonismo en la iglesia pero aún está lejano el día en que la mujer pueda participar en el sacerdocio.

Algo parecido ocurre con la raza negra, hasta 1978 los mormones negros quedaban excluidos del sacerdocio, de hecho eran muy pocos los mormones negros. Hoy en día se intenta renovar el espíritu de la iglesia dándole un aire nuevo que pueda adaptarse a los tiempos actuales.